Kyklos es un proyecto de reciclaje y educación medioambiental, que funciona desde el año 2013 instalando Puntos Limpios en colegios y educando a los niños -los adultos del futuro- en las problemáticas del medio ambiente. Su objetivo: transformar el reciclaje en un hábito bien aprendido, con miras hacia un futuro en que disminuir el volumen de basura será fundamental.

Porque es tanto más fácil educar a un niño sobre conciencia medioambiental que a un adulto. Porque absorben la información más rápido y son más sensibles a lo que le pasa al planeta. Y porque los niños son los adultos del futuro y ellos mismos son agentes de cambio que pueden influir en sus familias y comunidades.

La educación medioambiental es clave. Para nadie es novedad que el cambio climático es un problema que afecta a toda la sociedad y cada una de nuestras acciones tienen una directa relación en el impacto a nuestro planeta.

Este programa se incluye en las asignaturas de la malla curricular de los colegios con temáticas medioambientales y sustentables.

En Kyklos, están convencidos de que los niños son potentes agentes movilizadores, siendo el foco educarlos y entregarles las herramientas necesarias, para que sean ellos quienes construyan una sociedad cada vez más amigable con el medio ambiente.