Nos reunimos como comunidad educativa para despedir a las estudiantes de IV° medio que están viviendo sus últimos días como miembros activos de esta familia calasancia.

Damos gracias a Dios por la vida de cada una de estas jóvenes que pronto enfrentarán nuevos desafíos.

Llegar a la meta siempre es motivo de felicidad, más aún si hemos logrado que nuestra trayectoria haya dejado huellas entre los que nos han acompañado en esta parte del camino y es doble gozo si se ha sobresalido por nuestro desarrollo como persona.

El respeto, la responsabilidad, honestidad, esfuerzo y compañerismo, son valores que contribuyeron de una manera activa y dinámica a formar personas que son guía y luz de los demás, de los que les rodean.

Son las mujeres del mañana y el éxito es su mayor meta. Vayan paso a paso, construyan castillos trabajando con constancia; formen sociedades de verdad y esperanza, vayan a formar la esencia de esta sociedad.

Hasta pronto cuartos medios, generación 2017.

Despedida de IV°