Un gran regocijo se siente en nuestra Comunidad, y es que el momento que tanto hemos esperado y preparado ha llegado. El Papa Francisco ha inscrito en el libro de los santos a Faustino Míguez.

Nos hemos despertado con un profundo sentimiento de agradecimiento por el don de San Faustino para la Iglesia y el mundo.

Poco antes de las 8:00 nos hemos ido juntando los peregrinos calasancios en la Basílica de Santa María la Mayor, templo muy significativo para la familia calasancia por su relación con momentos importantes de las Escuelas Pías para celebrar juntos la eucaristía.

Eran las 8:00 de la mañana cuando, con un profundo sentimiento de gratitud, ha dado comienzo la eucaristía de acción de gracias por la canonización del P. Faustino. El Emmo. Sr. Cardenal Carlos Osoro Sierra, Arzobispo de Madrid, ha presidido la celebración. Junto a él han concelebrado el Cardenal Rouco, el obispo de Ourense (España), de Kunthi (India), de Evinayun (Guinea Ecuatorial), cuatro obispos escolapios, el Padre General de la Orden de las Escuelas Pías, los superiores provinciales de la Orden y numerosos sacerdotes escolapios y cercanos a la familia calasancia que están participando en los actos de canonización.

Con la Palabra que se ha proclamado resuenan en nosotros algunos rasgos de la vida del P. Faustino: confianza en el Señor, temor de Dios, humildad, amor, acogida a los pequeños… que, tal y como ha indicado el Sr. Cardenal Carlos Osoro, son hoy llamada para todos nosotros.

Las ofrendas presentadas, junto al pan y vino, han recogido las distintas facetas de San Faustino: como escolapio, la fórmula de su profesión y el árbol de la familia calasancia; como fundador: las constituciones elaboradas por él para el Instituto; y como científico: agua y plantas.

En las moniciones, lecturas, oración de los fieles, ofrendas,… han participado religiosos y laicos de la familia calasancia de todas las edades.

Ha sido un momento especial en el que juntos hemos elevado nuestra acción de gracias a Dios por tanto bien como nos ha regalado en la persona de San Faustino Míguez.

Al finalizar la Eucaristía, las hermanas del Gobierno General han entregado algunos obsequios conmemorativos a los familiares del P. Faustino, a Dña. Verónica Stober y a las superioras de las comunidades calasancias.

Con este acto, muchos de los peregrinos se han despedido de las actividades que se están desarrollando en Roma estos días. Pero sabiendo que no todo ha terminado, nos espera la Celebración del Día de la Familia Calasancia, al que están invitados todos los peregrinos que aún se encuentren en la Ciudad Eterna estos días. El ambiente festivo continúa…